Las 5 posturas preferidas de la mujer

Descubre todos nuestros artículos sobre posturas sexuales

Seguro que, en más de una ocasión, has estado en la cama con una mujer y has pensado “¿le gustará lo que estoy haciendo?”. Es una pregunta muy común que puede pasarnos por la cabeza y, por eso, hoy en este artículo de Posturas para hacer el amor vamos a intentar ayudarte para que nunca más tengas que hacértela. Igual que para los hombres hay una serie de posiciones que son más estimulantes (ya sea por la rozadura del pene, por la presión que se siente, etc.), para las mujeres también hay algunas poses que son más satisfactorias que otras así que te invitamos a seguir leyendo y descubrir las posturas preferidas de la mujer. ¡Alucinará!

posturas preferidas mujer

Las posiciones sexuales favoritas de las mujeres

  • La profunda 

posturas sexuales mujeres

Es una de las posturas preferidas de la mujer pues, con ella, se consigue una estimulación intensa del punto G femenino ya que la penetración, tal y como indica el nombre, es profunda, total. Para hacerla, la mujer tiene que recostarse sobre la cama, levantar las piernas tocándose las rodillas contra el pecho y el hombre deberá colocarse detrás de ella, apoyando sus brazos a la altura de los hombros, flexionando las rodillas y penetrando suavemente.

Entrará de forma perfecta y será todo un disfrute para ambos pues estarán mirándose el rostro y ella tendrá las manos totalmente libres para estimular los testículos o acariciar el cuerpo masculino.

  • El molde

posturas sexuales mujeres

Es una postura para hacer el amor más suave y cariñosa en la que la mujer está con la espalda semi apoyada sobre la cama. Tendrá que juntar las piernas y voltearlas hacia un lado, en un ángulo de 90 grados; el hombre deberá colocarse detrás colocando su pierna justo detrás de las de la mujer y proceder a la penetración.

Es una posición similar a La cuchara pero con la diferencia de que la mujer no está completamente de lado, sino que le da la cara a su pareja permitiendo que él pueda disfrutar de sus pechos y pueda verle el rostro de placer.

  • La fusión

posturas sexuales mujeres

Es otra de las posturas preferidas de las mujeres pues se consigue una penetración total, además de poder estar en contacto directo con el hombre. Para poder hacerla, el hombre deberá sentarse sobre la cama con las piernas completamente estiradas y la espalda semiarqueada; ella deberá subirse encima de sus piernas, doblando las rodillas y permitiendo la penetración. Tendrá que aguantar su peso con los brazos hacia atrás para conseguir marcar el ritmo de las penetraciones sin cansarse.

Lo mejor de esta posición sexual es que el hombre tiene las manos completamente libres para disfrutar del cuerpo de la mujer: puede acariciarle el clítoris, los senos y, sobre todo, los dos están cara a cara para poder ver el placer que sienten.

  • El sometido

posturas sexuales mujeres

Es una de las posturas en las que la mujer es dominante y, por eso, a muchos hombres también les vuelve locos. Con ella también se logra una intensa penetración y, además, debido a la comodidad en la que se encuentra la mujer, puede marcar el ritmo y moverse sin ningún tipo de problema: puede ir de arriba hacia abajo, moverse suavemente hacia los lados o hacer movimientos circulares; todos ellos serán gestos sexuales que serán increíbles para los dos miembros de la pareja.

Una de las partes más excitantes de esta postura para hacer el amor es que la mujer le da la espalda al hombre y muestra todo su cuerpo desnudo ante los ojos de él. Además, se mueve, gime y él siente como lo está “montando”, algo que encanta a los chicos. Además, los dos tendrás las manos totalmente libres para poder acariciar otras partes del cuerpo y conseguir que la experiencia sea increíble.

  • El deleite

posturas sexuales mujeres

Es una de las posturas preferidas de la mujer más apasionadas y que permiten un contacto más directo entre los dos cuerpos de los amantes. Para lograrla, los dos miembros de la pareja deberán estar en diferente nivel, ella más arriba y él más abajo; con las piernas abiertas, ella estará sentada y recostada con los brazos hacia atrás, él deberá estar con las rodillas flexionadas sobre el suelo y penetrar a la mujer abrazándola fogosamente y juntando al máximo cuerpo contra cuerpo.

Aunque en esta ocasión la penetración no sea excesivamente profunda, lo cierto es que a las mujeres les encanta porque consigue un contacto con su pareja mucho más apasionado, intenso y pueden besarse durante todo el acto sexual.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *