¿Es malo masturbarse?

Actualmente vivimos en una sociedad en la que, poco a poco, los tabúes sociales van rompiéndose y nos permiten disfrutar al máximo de nuestro cuerpo y del placer que de él se desprende. De todos modos, es probable que alguna vez se te pase una pregunta por la cabeza: ¿es malo masturbarse? Sobre todo, este tipo de duda suele aparecer cuando nuestras sesiones de sexo con nosotros mismos las hacemos de forma muy frecuente o a diario. En este artículo de Posturas para hacer el amor vamos a hablarte claro sobre la masturbación para que entiendas si es buena o si es mala para la salud. ¡[email protected]!

Artículo relacionado: La primera vez, consejos 

es malo masturbarse

¿Es malo masturbarse cada día?

Hay algunos momentos de nuestras vidas, cuando estamos con las hormonas más revolucionadas, cuando llevamos un tiempo solos, cuando empezamos a descubrir el sexo, etc., en la que es posible que sintamos una necesidad constante de darnos placer. Es entonces cuando puedes masturbarte cada día y, con el tiempo, puede comenzar a surgir la duda de si esta práctica que estás siguiendo es buena o mala para ti. Es importante que sepas que NO es malo masturbarse cada día ni tampoco de vez en cuando, de hecho, es justamente lo contrario: es una práctica más que saludable para conseguir reducir ansiedad, relajarse y, además, conocer mejor tu cuerpo.

Beneficios de la masturbación

Acabamos de indicarte que NO es malo masturbarse pero, ya no solo eso, sino que se trata de una práctica muy sana para nuestro cuerpo y nuestra mente. A continuación, vamos a listarte los beneficios de la masturbación para que entiendas por qué debes dejar de preocuparte por este hecho y comenzar a disfrutar libremente de tu sexualidad:

  • Reduce la ansiedad y/o el estrés: cuando tenemos un orgasmo nuestro cuerpo libera unas hormonas que se conocen con el nombre de “endorfinas” y que, popularmente, se las llama las “hormonas de la felicidad”. El motivo es que cuando las producimos, conseguimos sentir un inmenso placer y una sensación prolongada de bienestar que consigue lidiar contra cualquier malestar tanto físico como psíquico, por tanto, la masturbación te ayudará a estar mejor en tu día a día, más tranquilo y relajado.
  • Lucha contra el insomnio: debido a esta sensación de placer generalizado, se consigue que la persona en cuestión pueda disfrutar de un sueño mucho más profundo y relajado consiguiendo, por tanto, luchar contra períodos de insomnio o momentos en los que la inquietud o los nervios no te dejan descansar correctamente.
  • Evita la disfunción eréctil: es otro de los grandes beneficios de la masturbación ya que, cuando nos damos placer, conseguimos que los tejidos se oxigenen de mejor manera y, por tanto, permitimos que la sangre fluya de forma más natural y, por ende, evitar situaciones de disfunción eréctil o “gatillazos”.
  • Menos dolores menstruales: en el caso de las mujeres, la masturbación también promueve una mayor circulación sanguínea por la zona pélvica haciendo que se alivien tanto los dolores premenstruales como los que se experimentan durante los días de regla.
  • Conocimiento profundo de tu cuerpo: es una de las máximas ventajas de la masturbación y es que, al acariciarte a ti [email protected], consigues descubrir esos puntos erógenos que te excitan, las partes de tu cuerpo que más te gusta estimular y aprender, también, cómo te gusta que te toquen. Si no sabes darte placer a ti [email protected] difícilmente alguien podrá hacerlo así que toca, experimenta y disfruta tú [email protected] para, después, poder hacerlo en pareja.

sexo en hombres

¿Soy adicto a la masturbación?

No es malo masturbarse si lo hacemos siempre que queremos y para disfrutar de un momento de placer e intimidad con nosotros mismos. Pero la cosa cambia si vemos que no somos dueños de nuestros impulsos y que tenemos que masturbarnos por necesidad y de una forma incontrolada. Es entonces cuando hablamos de que una persona puede ser adicta a la masturbación y, como cualquier otra clase de adicción, esta debe ser tratada con cautela y mucha seriedad.

Algunos de los indicios que pueden indicarte que eres adicto a la masturbación son:

  1. No puedes llevar una vida normal porque tienes la necesidad de masturbarte en cualquier momento, aunque no sea el lugar adecuado. Si te has visto con la “obligación” de darte placer en un lugar público aún corriendo el riesgo de que la gente te viera, puede que tengas un problema. En cuanto tu rutina se ve afectada por este deseo es cuando podemos hablar de que puede haber un indicio de adicción.
  2. Si te masturbas más de tres o cuatro veces al día también puede ser un signo de que algo irregular está ocurriendo con tu cuerpo. Hay algunos momentos en nuestras vidas (pubertad, primeras experiencias sexuales, etc.) en los que es posible estar más deseoso de tener placer pero si ves que este periodo se alarga mucho, pide consejo a un experto para que te ayude a determinar si puedes estar sufriendo una adicción.
  3. También puede darse el caso de que tengas algunas lesiones en el área genital debido al exceso de masturbación; en el caso de las mujeres, irritación, inflamación o molestias son los signos más evidentes y, en el caso de los hombres, pueden ser lesiones, ardor o sensación de dolor cuando se toca el glande.

Un psicólogo será el profesional encargado de ayudarte a tratar esta adicción y a volver a poder recuperar tu vida para disfrutarla de forma saludable.

 

 

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *